martes, 26 de agosto de 2014

RAPSODIA PARA MI ÁLTER EGO | MIGUEL ÁNGEL, EL DEPREDADOR



Detrás de ti, de tu aparente imagen de hombre de negocios.
Detrás de ese afilado perfil de hombre bien,
se hospeda como un tumor, la maldad que escondes tan bien.
Encubres tu corrupta moral. Y, cómo no, a tus socios:
"Blanquita", "Passport" y "Enderezol":
Viagra, cocaína y alcohol.

Te tenía por una persona normal. ¡Qué tonto fui! ¡Qué idiota...!
Mientras yo, ingenuamente, cantaba por Serrat en el mostrador
de aquel bar, tú, con la habilidad de lo que eres, un depredador,
ya te habías puesto las botas...

Detrás de esa fachada se oculta un bufón, un mediocre actor.
Sin embargo, a solas, cuando te miras al espejo
de la persona que fuiste, sólo queda un vago e inútil reflejo.
Ahora, sólo habita en ti el monstruo insaciable
en el que te has convertido; un ser repugnante y miserable.
Un nauseabundo buitre de carroña: un filibustero, un malhechor.

Detrás de esa fingida apariencia de hombre de negocios,
detrás de ese hipócrita y estúpido rol
que intentas mantener, al final, sin tus colegas, sin tus socios,
"Blanquita", "Passport" y "Enderezol",
no serías nadie. Tus continuas correrías por el vicio y el exceso,
tu bisexualidad,
tu peligrosa ambigüedad,
te han vaciado definitivamente el alma, la honestidad y los sesos.




José Hdez. Meseguer.
Álter Ego


A Miguel Ángel, el depredador. Por su repugnante y vil actuación.
Con cariño asesino. Murcia, 2008.




No hay comentarios:

Publicar un comentario