domingo, 24 de agosto de 2014

ÁLTER EGO | EL TIEMPO NO SABE



Pretender apedrear el Sol con los recuerdos,
acariciar con los dedos la línea del horizonte buscando el verso,
intentar arrancar el dolor de la memoria en un esfuerzo,
se hace imposible. Pero, sobre todo, es el más inútil de los deseos.
El más delirante y estúpido de los anhelos.

El Tiempo no sabe caminar hacia atrás.
Nunca lo hace. Jamás regresa.
Sólo nos devuelve, como mucho,
sus cadáveres; brumas
de suave angustia, que caminan desde mi mente hasta mi pluma.

Hurgar en las heridas sin sangrar,
deshilar pensamientos al aliento de los sueños que se ahogaron
en las noches veladas, sin destello.
Sentir cómo una soledad mordaz escupe sobre mis llagas
devorando mis últimos intentos de volar.

Advertir cómo, en la calle, la oscuridad avanza
con pasos de silencio
y dentro, mi alma, se inquieta, se desvanece, se despedaza
en ejércitos de agujas invisibles,
no sirve de nada. Son sólo lágrimas de cemento.
Sólo lamentos.
Lamentos sin sentido.
Es irreversible.
El Tiempo no sabe caminar hacia atrás.
Nunca lo hace. Jamás regresa.
Sólo nos devuelve, como mucho,
sus cadáveres; brumas
de suave angustia, que caminan desde mi mente hasta mi pluma...



José Hdez. Meseguer
Álter Ego


2 comentarios:

  1. Un gran escrito en el que marcas una realidad irrefutable, el paso del tiempo y su no regreso.
    Aunque esos cadáveres y brumas siempre perduran en nuestras complejas mentes y duelen mucho verlas reflejadas cada tanto por sus ausencias, por los dolores que nos causaron y también por la felicidad que nos brindaron. Hoy me he levantado y decidí volver a leer los escritos de los compañeros, estuve con algunos problemas físicos y anímicos en las últimas semanas que me alejaron de la lectura y la escritura pero ya he regresado. Un abrazo grande..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es en efecto, compañero de letras. Con respecto a tu recuperación física y anímica, deseo que enseguida sigas escribiendo para nosotros. Te leemos.

      Eliminar