martes, 26 de agosto de 2014

RAPSODIA PARA MI ÁLTER EGO | PALOMITA, PALOMERA...



Ibas, Palomita, palomera,
de rama en rama, organizando líos.
Creando fama. Buscando tíos.
De enredadera en enredadera.

Pero siempre como una perra, detrás de un traje y una posición.
Obsesionada, malhumorada, como un drogadicto sin cocaína.
Dispuesta, como un exhibicionista sin gabardina,
hasta conseguir tu meta: engañar al bufón.

No te importó, para ello, aniquilar a tu adversario,
desenvainar la espada, tirarle a degüello.
Entre lágrima y lágrima, cortarle de paso el cuello
y rezar a su salud, en el hospital, un rosario...

Tu objetivo estaba claro: más claro que el clarete de Rioja.
Y no era precisamente ni el amor ni su polla.
Sino encandilar al barrio, sacar la panza; eres algo puta, pero no tonta ni coja;
te fascina tomar cubatas, beber cerveza, comer centolla...

Has previsto tu futuro con todo detalle.
Sin embargo, lo presiento oscuro, por si no lo sabes.
En cualquier esquina, en cualquier calle,
siempre habrá otra cintura, otro talle
que trabajarse y que trabajar; otra copa que tomar.
Una rayita a tiempo que esnifar...

Siempre habrá una zorra más zorra que tú. Y más astuta.
Unas tetas que mostrar, un baboso hipnotizado... ¡Qué más da!
A tu payaso sólo le gustan o las débiles o las putas.



José Hdez. Meseguer
A Paloma. Por su maquiavélico "savoir faire"...
Álter Ego
Murcia, 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario