miércoles, 14 de marzo de 2012

... DE TU MELANCOLÍA | EL SUTIL MILAGRO...



Otro milagro de la primavera... (Antonio Machado)



Aquella tarde de lánguidos resplandores
se apagó entre los alcores
de azulados y grisáceos colores.
Y recortando su figura
inerte, con un ramaje yerto,
arañaba al crepúsculo, casi muerto,
una solitaria higuera.
Una higuera envejecida, verdecida y postrimera,
a la cual dio un beso el sutil milagro de la primavera.



José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio
Úbeda, 1978

No hay comentarios:

Publicar un comentario