miércoles, 14 de marzo de 2012

... DE TU MELANCOLÍA | MI INFANCIA SON RECUERDOS...



Mi infancia son recuerdos... (Antonio Machado)


Mi infancia son recuerdos
de un día
azul que se estrellaba en el cielo
mientras corría
entre cañaverales
y sendas.

Mi infancia son recuerdos
de un olor a huertos
y una carpintería,
y de un perro viejo
que me seguía
por los puentes de las acequias.

Mi infancia son recuerdos
de ese olor a tierra mojada
que me traía
el viento al pasar
en las tibias tardes
de estío.

Mi infancia son recuerdos
de aquellas tardes bordadas
de carmín que se quemaban, en su agonía,
en el cañal,
mientras en dulce alarde,
las tibias tardes,
morían un poco más.

Mi infancia son recuerdos
de las noches perfumadas
y sembradas de estrellas.
Y de un coro de grillos
que cantaban como chiquillos

Mi infancia son recuerdos
de mis primeros cigarrillos.
De mis primeras soledades,
de un colegio de curas
y de mis últimos "Padrenuestro...".

Mi infancia son recuerdos
de un canario amarillo
que robó mis primeras verdades
y de las frutas verdes
que robaba del huerto.

Mi infancia son recuerdos
de una calle llena de charcos
y de una tarde plomiza.
De aquellos barcos
de papel
y los domingos en misa.

Mi infancia son recuerdos
de un maestro enjuto y una escuela,
de unos libros que nunca aprendí a leer,
de unos sueños que nadie quiso ni pudo entender
y de mi primer amor, una niña cargada de viruela.

Mi infancia son recuerdos
de aquel niño que entre cortinas
durmió su aliento
empujando su primer sueño al viento.
Mirando, entre los cristales
mojados, al suelo los grises retales.
En el cielo, las golondrinas.

Mi infancia son recuerdos
de una estación de trenes olvidada
que se hizo vieja
del ocaso a la alborada
jugando a los soldados...
Mi infancia son recuerdos,
sólo recuerdos,
ya apenas casi nada.

Cuando quise darme cuenta de algo
me habían vestido de largo;
me habían quitado
aquel día azul que se estrellaba en el cielo,
el olor a tierra mojada,
las tardes bordadas,
el olor a azahar,
el viento al pasar,
aquellos rosarios
y los días festivos en mi calendario.
Mi vieja y querida estación,
mis sueños de abril
y mi dulce canción infantil...

Cuando quise darme cuenta
habían pasado los años
y mi infancia sólo eran recuerdos.
Cuando me di cuenta
ya me iba de casa por primera vez
y mi infancia sólo eran recuerdos
que no habrían de volver...




José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio
Figueras, 1979



No hay comentarios:

Publicar un comentario