domingo, 25 de marzo de 2012

MIS GAVIOTAS | LUZ DE SOLEDAD...



En aquel mar de silencios,
aquella tenue, triste y trémula luz,
robaba un poco de agonía
a la oscuridad
que inundaba
todas las galerías.

Sólo flotaba, en medio
de ese océano de sombras,
un intenso rubí que cantaba
silencios por bulerías.
Luz. Luz de mis noches frías.
Luz, que con tus halos amarillentos,
das caballo al viento.
Melancolía...

Rompes la ventana en un beso
e iluminas el metal
hasta el fuego.
Luz de sal
que me duerme luego.

Ladrón de oscuridades.
Espía de mis soledades.
Conocedor de mis verdades...





José Hdez. Meseguer
De mi Libro Memorias de un Naufragio
Úbeda, 1978


No hay comentarios:

Publicar un comentario