martes, 26 de agosto de 2014

RAPSODIA PARA MI ÁLTER EGO | QUERIDO ENEMIGO



Nunca pude suponerme,
con la imaginación que tengo
y los metros cuadrados de cabeza que tú tienes,
que sólo tuvieras dentro
una neurona, pero siempre de vacaciones.

Los dos sabemos, para tu desgracia,  que cuando Dios hizo reparto
de cerebros
no te convocó a ti. En ese fallo, en ese desatino, en ese descalabro,
en ese fiasco,
se le olvidó rellenarte el envase, dejándote sólo el casco.

Para ser sincero del todo, ahora que nos odiamos tanto,
debo decirte, querido enemigo, que te hizo un flaco favor.
Ya que, pretendiendo remendar la falta de inteligencia,
erró. Erró, regalándote exceso de cinismo, hipocresía, vagancia,
mala baba, odio, veneno y rencor.

Yo no iré al cielo; allí no hay marcha, no venden copas.
Debe ser celestialmente tedioso y aburrido...
Pero si ése es tu Dios, con menos motivo;
prefiero consumirme eternamente
en un infierno de almas inteligentes,
a tropezarme de nuevo contigo,
en un paraíso de idiotas.



José Hdez. Meseguer
Álter Ego
15 de marzo de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario