martes, 26 de agosto de 2014

RAPSODIA PARA MI ÁLTER EGO | SIN PRESUPUESTO EMOCIONAL



No he puesto,
ni tengo presupuesto
emocional para la rueda de repuesto
que pretende mi alma, por supuesto.
No tengo aguja de coser ni hilo con qué remendar este roto,
esta tronera que a borbotones se me abre.
No me quedan sueños que enviarme, ni versos, ni lacre
con qué cerrar este sobre, esta masacre,
este íntimo terremoto.
Esta carta marcada.
Este disparate.

No llevo ropa ni zapatos.
Este intento, este conato,
esta hostia de campeonato
me ha dejado en los huesos;
desnudo, buscando la medalla.
Este recuerdo canalla
me aprieta, me brota, me agarrota,
me devora, me aplasta, me derrota.

Este error, esta falla
que se abre en mi interior,
me tortura, me diseca, me deja al Sol.
Este pensamiento, este guisado de morralla,
este agotamiento,
este matamiento lúgubre y harapiento
de sentimientos, estas ganas de nada...

Este estar con todos en ningún sitio.
Este poema antidepresivo de litio.
Este cubata que se alza.
Este malestar, esta desazón, este ahoguío
silencioso y sereno que por mi mente se desliza, se desplaza.
Este brebaje amargo de sal, de pócima preconcebida.
Esta bandera raída, caída
en manos enemigas.
Este ir con nadie a ninguna parte.
Este estandarte rasgado, este baluarte
vencido. Este encarte de hastío
en mi melancolía.
Esta veneración a la soledad, este culto, esta idolatría
a la incomunicación deliberada. Esta maldita hipocondría...

Este Poema, estas letras que gotean, este aislamiento.
Esos besos furtivos. Esos mensajes ocultos.
Ese trampolín al pasado. Ese pasado inulto.
Este pecado que me corrompe. Este estigma irredento.
Este deseo vehemente. Este velado enajenamiento...



José Hdez. Meseguer
Álter Ego
20 de marzo de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario