viernes, 2 de marzo de 2012

SOLEDADES Y OTROS SILENCIOS (1976/77) | LOS SILENCIOS DE MIS NOCHES



Noche de agonía...
noche de mis días cansados,
frustrados...
Hambrientos de ese amor
que nunca encontré,
que siempre perdí...

Noches de tibio carmesí
inflamadas de locura,
de pasión, de ternura,
de odio hacia mí,
por aquello que no fui,
por aquello que perdí...

Noches de fuego
de amargo gozo
que terminan luego,
al clarear el día,
en luna de agonía...
en un canto,
o en un sollozo.
Llanto callado,
sangrante,
mudo, inútil,
casi absurdo e imbécil.

Noche de recuerdos presos...
condenados
a no morir y caminar
en mi alma presa
de un ayer presente en cuerpo,
y ausente en alma.
Me queda un amor
efímeramente eterno,
pasajeramente perpetuo.

Noche que revelas mis silencios
a la luna
y le cuentas, una a una,
todas mis penas
de poeta. Cansado poeta
de cortas lunas.

Noche que me haces quebrar la voz
para hacer gritar el alma
y perder la calma...
que luego ahogo en alcohol.
                                                                             


José Israel Hernández Meseguer
Soledades y Otros Silencios
Murcia, 28 / 6 / 77


2 comentarios:

  1. Noche que me haces quebrar la voz
    para hacer gritar el alma
    y perder la calma...
    que luego ahogo en alcohol.

    Precioso!!
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar