viernes, 2 de marzo de 2012

SOLEDADES Y OTROS SILENCIOS (1976/77) | NENA...



Nena;
si tú supieras cómo te estoy amando.
Cómo jamás pude amar.
Cómo jamás pude soñar amar.
Qué difícil es de explicar,
y, sin embargo, que fácilmente
se deja sentir en el alma.
Es, como un pequeño fuego,
que comienza leve, para terminar luego
abrasándome los labios.
Si supieras esto, comprenderías, por qué,
aun sin morir de amor, se muere.
                                                                              



José Israel Hernández Meseguer
Soledades y Otros Silencios.
Murcia, 1/ 1977

No hay comentarios:

Publicar un comentario