domingo, 25 de marzo de 2012

SEGUNDOS DE MELANCOLÍA | TE AMO



Hoy voy a decirte que te amo.
Y voy a decírtelo sencillamente así: te amo.
Hoy necesito de ti.
A veces pienso, que eres para mí
como esa bellísima luz cálida al atardecer;
como esa luz pálida y bordada en oro
que hierve en el horizonte.
Y me marca, sin darme cuenta,
la silueta y el camino... Mi camino.

Te estoy amando.
Me conduces, sin darte cuenta,
por tus veredas,
y es que... te sigo amando.
Eres como esa playa blanca,
donde, sin darme cuenta,
me vas llevando;
como una ola perdida,
como una gaviota herida...
¡Qué más da...!
Me muero amando.




José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio
19 de junio de 1978


No hay comentarios:

Publicar un comentario