martes, 3 de abril de 2012

SEGUNDOS DE MELANCOLÍA | TE ARRASTRARÉ...



Te arrastraré por mis versos
y por mis besos...
También por estas paredes blancas
que hoy son testigo de mi soledad.
Te arrastraré sin poder olvidarte,
mas tampoco sin poder odiarte,
pero te arrastraré como una cadena,
como una queja, como una pena...
Como un sueño imposible,
como una quimera.

Te llevaré enredado
en mis manos,
en mi pluma,
entre mis silencios
como al fantasma
que llevo dentro de mi alma.

Te ahogaré en mi llanto
y en mis vacíos.
Te llevaré surcando cielos de cobalto
y tardes encendidas.
Te hablaré de mis penas
mientras la luna llena
araña sus gélidos mantos.
Y veremos la bruma
devorar el alba,
mientras me tiemblas
con miedo en el alma.
Y me pides sosiego...
mientras me pides calma.

Sé que te arrastraré
como un jinete vencido
por la batalla herido...
También sé que morirás algún día;
cuando mis ojos no vean sus gaviotas,
y el mar sólo sea el mar.
Y, cuando mis sueños,
sólo sean soledad.




José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio
Portbou, 12 de febrero de 1980




No hay comentarios:

Publicar un comentario