viernes, 6 de julio de 2012

CRÓNICAS entre PINCEL Y PLUMA | INEVITABLEMENTE



Inevitablemente me encuentro al borde
del desequilibrio. Lo sé. Lo sé. Y no sé,
si podré evitar mi catástrofe.
No me encuentro bien.
Te necesito, Dios. Te necesito.
No puedo yo solo con este abismo
de tensión que se me precipita.

La gente no me quiere. Me utiliza.
Me siento una marioneta sin destino.
Una verdadera mierda. Me hundo por momentos
y no puedo agarrarme a nada.
Todo me arrastra hacia al foso.
Hacia al terrible abismo de la angustia.
Hacia el tremendo error de vivir
en desacuerdo con mis ideas.
Todo me arrastra al abismo
de mi inutilidad.
                                                                              


José Israel Hernández Meseguer
Crónicas entre Pincel y Pluma
Murcia, 17/ 6/ 86

No hay comentarios:

Publicar un comentario