viernes, 6 de julio de 2012

CRÓNICAS entre PINCEL Y PLUMA | LA MAGIA DE UN INSTANTE...



Cae la tarde lentamente. Lánguida.
Suave como una caricia. Me inunda.
Me inunda este silencio maravilloso
tan sólo interrumpido, a veces,
por unos ladridos lejanos...
Tan lejanos como recuerdos.

Por momentos siento el silbido breve
de la brisa que mece
las hojas de los chopos y la acacias.

Cae la tarde ante mí, como un manto
impreciso que va envolviendo
cada una de mis palabras y cada segundo
de esta paz, que es casi infinita...

Cae la tarde
y todo ha sido un recuerdo.
Sólo unos versos.
La magia de un instante.



José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio
Murcia, 20 de junio de 1985


2 comentarios:

  1. muy interesante entrada esta muy bien escrito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana María Pedraza, por tus amables palabras. Me alegra que te satisfaga mi poema, un fuerte abrazo.

      Eliminar