viernes, 23 de agosto de 2013

CONVERSACIONES CON B | ANOCHE TE SOÑÉ



Anoche te soñé.
La noche oscura desaparecía.
La luz rosada de la mañana se abría.
Comenzaba a extender sus dedos. Perezosamente se esparcía.
Se colaba despacio en la habitación umbría.
Te soñé, sí, te soñé
pero cuando desperté
estabas a mi lado, dormida.
Te miré.
¡Estabas tan linda!
Sentí que te quería... ¡Cuánto te quería!

La noche había sido larga.
Intensa.
Inmensa.
Hablamos.
Reímos.
Bebimos.
Más tarde, nuestros deseos
fueron trenzándose solos.
Se hicieron besos,
y las caricias ardieron en el fuego de nuestro aliento
que se convirtió en volcán. En ígneo viento.
Y fue aumentando su fuego. Y ese fuego mismo
nos fue llevando a la locura, al delirio,... al paroxismo.
A los vehementes y gentiles brazos de la pasión.

Fuera, en los jardines, una canción...
Una canción de amor se oía.
La luna Nueva se mecía.
Mientras tú yo, dentro, en aquel cuarto, temblábamos.
Hervíamos.
La lava del amor entre paredes mudas
corría.
Mientras, dentro, nuestra piel desnuda
entre jadeantes amores ardía…



José Hdez. Meseguer
Memorias de un Naufragio



No hay comentarios:

Publicar un comentario