jueves, 5 de enero de 2012

NUEVE CARTAS A PENÉLOPE | 8ª CARTA



He sido una gaviota
errante y perdida.
Sin nadie con quien volar.
Sin nadie con quien soñar.
Pero ahora,
has aparecido tú.
Mágicamente tú.
Y mi vuelo
se eleva hacia la luz.
Siempre tú.

Tú eres…
simple y llanamente todo.
Todos mis colores,
toda mi vida,
toda mi estancia,
todos los huecos de mi alma.
Todas mis metas,
todos mis proyectos,
todos mis esquemas,
todos mis sueños,
todas mis ansias de vida,
toda mi locura,
toda mi fantasía,
toda mi ternura,…
Y, porque eres así:
simple y llanamente tú;
eres para mí,
simple y llanamente
toda mi luz.

                                                
José Hdez. Meseguer
Nueve Cartas a Penélope.
Murcia, cualquier atardecer de 1982


No hay comentarios:

Publicar un comentario